Hotel Ordoño

Esta es una historia de amor que no es ni un mito ni una leyenda, pero forma parte del “libro” de relatos de los gibareños. El actual Hotel Ordoño recibe su nombre por su dueño quien se apellidaba así. Su esposa, a quien amaba con locura, enfermó y murió, construyendo él el mirador que caracteriza a la edificación, para desde allí poder mirar todos los días la tumba de su amada. Además, en los jardines del hotel, los cuales ya no existen, mandó a sembrar sus flores favoritas para llevárselas todos los días al cementerio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s